Hombre lucha por el uso de Células Madres después de ser Curado de Ceguera

Un hombre de Tennessee está determinado a luchar por la terapia de células madres para que se haga disponible para otros después que su propio tratamiento resultara en la cura de su ceguera.

Fue un accidente casi desastroso que ocurrió hace 10 años lo que hice que Doug Oliver se diera cuenta que tanto se había deteriorado su visión debido a degeneración macular. Después que un oficial presenciara que Doug casi golpea a dos peatones, él fue multado por 500$ y se le dijo que debía consultar a un doctor inmediatamente.

Yo básicamente negué el no haberlos visto, pero yo sabía que no los había visto.” Él fue obligado a abandonar su licencia de conducir y a abandonar su carrera como especialista IT y consultor de políticas sociales.

10 años antes del incidente, el señor Oliver fue diagnosticado formalmente con degeneración macular, pero le fue asegurado por los doctores que su visión “aguantaría hasta que cumpliera 60 años”.

Sin embargo, el diagnóstico inicial fue demasiado optimista.

Las pruebas mostraron que él tenía visión 20/2000 en el ojo izquierdo y 20/400 en el derecho – en resumen, él estaba efectivamente ciego.

Él estaba determinado en encontrar una cura y comenzó a buscar pruebas clínicas experimentales que podrían ofrecerle una oportunidad de recuperar su vista.

Después de comunicarse con un cirujano de una universidad en su pueblo natal de Tennessee, el sr. Oliver finalmente descubrió la oportunidad que él había esperado desde su diagnóstico secundario.

Un cirujano en la Universidad de Vanderbilt, Tennessee, había estado usando células madres, en una capacidad experimental, para tratar la degeneración macular en Florida – y el sr. Oliver fue rápido al volar para convertirse en el siguiente paciente experimental.

Su tratamiento involucraba la extracción de médula del hueso de su cadera la cual fue después girada en un centrífugo, y con las remanentes células madres siendo inyectadas directamente en sus ojos.

Los resultados fueron realmente increíbles en cuestión de dos días su visión había mejorado significativamente – 20/40 en su ojo izquierdo y 20/30 en el derecho.

De regreso en su pueblo natal de Tennessee, Doug pudo reaplicar para su licencia de conducir, reingresar a la fuerza laboral y dejar de solicitar pensión por discapacidad.

Su experiencia lo ha hecho determinado para luchar para que la terapia de células madres esté disponible para otros.

H/T: wate.com

Si quisieras aprender más sobre la más reciente información sobre las terapias de células madres para combatir condiciones relacionadas con discapacidad visual, por favor contáctenos en línea.