La Terapia de Células Madres mejora la condición de un chico con Parálisis Cerebral

La Parálisis Cerebral (PC), es un desorden neurológico, afecta de 2 a 4 niños de cada mil, particularmente en los primeros dos años de vida. Está caracterizada por cualquier tipo de lesión cerebral que ocurre antes, durante o después del nacimiento y causa tiene un gran número de síntomas los cuales incluye, pero no se limita a anormalidades estructurales, un incremento o una disminución del tono muscular, un retardo mental o del crecimiento, epilepsia y falta de balance y coordinación.

Algunas de las causas conocidas que causan este desorden incluyen daño cerebral extensivo o malformaciones cerebrales congénitas. Las complicaciones durante el embarazo, incluyendo embarazo prematuro, exposición a toxinas y una variedad de infecciones maternales, son condiciones que incrementan la probabilidad que un niño nazca con Parálisis Cerebral (PC).

No existe una cura conocida para la Parálisis Cerebral, pero existen tratamientos que pueden ayudar especialmente si son administrados tempranamente. Tratamientos como la Terapia Física, Terapia Ocupacional y Terapia del habla son alguna de las maneras en las que el desorden puede ser superado. Tratamientos con fármacos, cirugía, medicina complementaria y métodos alternativos son otros recursos con los que se puede tratar el desorden pero el resultado general del tratamiento se mantiene muy limitado.

Easton Wallace, un niño de 3 años de Bixby, Oklahoma, fue diagnosticado con Parálisis Cerebral espástica cuadripléjica, un tipo severo de Parálisis Cerebral que afecta todos los cuatro miembros del cuerpo humano. La noticia devastadora del desorden de su hijo llevó a Cassie Wallace a considerar opciones de tratamiento viables. Su determinación la llevó a ella y a su hijo Easton a una clínica de Células Madres.

Las Células Madres ayudan a reparar las partes lesionadas del sistema nervioso central al hacer distinciones entre neuronas y astrocitos, liberando factores de crecimientos los cuales promueven el crecimiento celular y la diferenciación y ayudan a reducir el tejido cicatrizado (gliosis).

En particular, cuando se une a la medicina funcional, el tratamiento con Células Madres puede ayudar a aliviar los efectos más disruptivos de una Parálisis Cerebral. Una combinación de medicina funcional y Terapia de Células Madres puede resultar en mejoras significativas incluyendo un balance y coordinación mejorados, se mejora el habla y en la cognición, y hay un mejor control de la epilepsia.

Como resultado del tratamiento inicial en la clínica, existe un marcado progreso en la condición de Easton. Según su madre, el chico está comenzando a mostrar señales de habla y fuerza en la parte superior del cuerpo y se está desarrollado debidamente.