ELA, Emma, ​​35, Estados Unidos

La paciente de ELA, Emma describe sus mejoras después del tratamiento con Células Madre

Emma, de 35 años, fue diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), que también se conoce como enfermedad de Lou Gehrig. Junto con su esposo, viajaron a Bangkok en busca de Terapia con Células Madre con la esperanza de detener el avance de la enfermedad y mejorar su calidad de vida.

Paciente de ELA agradece el tratamiento que recibió

Un poco decepcionados con las opciones de tratamiento y los médicos disponibles para ellos en los Estados Unidos., Emma y su marido se alegran y están agradecidos de haber elegido Bangkok como un destino para recibir atención médica. El equipo que trabajó con ellos tenía mucho conocimiento, y fueron optimistas y muy atentos.

Estoy emocionada por primera vez desde que empezamos a usar la máquina – me siento bien con eso y no siento dolor al usarlo. Emma, durante rTMS

Desde que recibió la Terapia de Células Madre en las instalaciones de vanguardia en Bangkok, la voz de Emma es ahora más fuerte y más clara que antes de que ella recibiera el tratamiento. También se siente más rejuvenecida, después de participar en algunas de las terapias que se ofrecen en las instalaciones.

Emma y su esposo Chad comparten un mensaje a las personas que están considerando Tratamientos Regenerativos

Do it, don’t wait!

¿Qué es la enfermedad de Lou Gehrig?

La enfermedad de Lou Gehrig es una enfermedad específica que causa la muerte de las neuronas que controlan los músculos voluntarios. Algunos también utilizan el término “enfermedad de la neurona motora” para un grupo de condiciones de las cuales ELA es la más común. ELA se caracteriza por músculos rígidos, contracciones musculares y empeoramiento gradual de la debilidad, debido a que los músculos disminuyen de tamaño. Esto resulta en dificultad para hablar, tragar y, finalmente, respirar.

Amyotrophic Lateral Sclerosis (ALS) is a neurological disease which impacts motor neurons that are involved in muscle movement throughout the body.

La enfermedad ataca las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal y, desafortunadamente, no hay cura conocida para ello todavía, sin embargo, los médicos tienen tratamientos y terapias que pueden ralentizar o aliviar los síntomas de la enfermedad.